Tips para ser un buen anfitrión

Si estás preparando tu boda seguramente se avecinan días de recibir a gente, de quedar con amigos o familiares a los que hace tiempo que no ves, en fin, que te va a tocar (os va a tocar) estar al frente de muchas reuniones sociales (para anunciar la boda, para dar la invitación, porque os apetece un montón sin motivo alguno…), así que vamos repasar algunos tips para ser un buen anfitrión y que todo salga genial, todo el mundo esté muy a gusto y vosotros disfrutéis como los que más.

  • Elige bien el lugar. Piensa en tus invitados, en que estén cómodos, que sea de su agrado, piensa en dónde está situado, si tiene fáciles accesos…

 

  • Concreta la hora y si alguien se retrasa, no importa, no comiences con malas energías…

 

  • Crea un ambiente apropiado para el evento. No cuestión de que decores tu casa o el bar donde vais a quedar como si fuera la boda, pero si introduces algún elemento alusivo, una cosa pequeñita, pero significativa, puede ser un detalle muy bonito que tus invitados valorarán.

 

  • Si la reunión es en casa, tienes que pensar en la comida. Tanto si la vais a hacer vosotros como si la vais a encargar, deberás considerar si alguno de tus invitados tiene alguna alergia o intolerancia, sus gustos, si hay niños, si vas a hacer comida, merienda o cena, etc. Evita quedarte corto de provisiones pero no saques comida sin rigor alguno. En el mundo medio está la virtud 😉
  • Ten todo preparado para cuando tus invitados lleguen (todo lo que pueda adelantarse, quizá haya que preparar algún plato a última hora).

 

  • No intentes abarcar más de lo que puedas – quieras. No os compliquéis con una cena súper elaborada porque podéis hacer un divertido picoteo que gusta a todos y os resultará más sencillo. Pensad en agradar a vuestros invitados, pero si vosotros os agobiáis será más complicado mantener el buen ambiente.

 

  • Si algo se tuerce en el transcurso del evento, procura que nadie lo note. Tus invitados no tienen la culpa de los imprevistos, que pueden ocurrir, así que piensa en ellos, solvéntalo lo mejor que puedas y continúa con la misma sonrisa.

 

  • Intenta que los temas de conversación no deriven en cosas tristes o relacionadas con problemas. Estáis anunciado que os casáis, o estáis dando vuestra invitación, o estás cenando con amigos porque tenéis ganas de verlos. Es un momento de distensión, de reír, de jugar a algún juego, pero no de dramas.

 

  • Si tú te diviertes, tus invitados se divertirán. Contagia alegría y buen humor. Haz que todo fluya cómodo. Si eres natural, todo irá sobre ruedas.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Se acerca la boda y no sé dónde irme de viaje ¿qué hago?

La elección del destino de la luna de miel puede ser o...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Informo que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Óscar Giménez Aldabas, como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar los comentarios en este blog. La legitimación se realiza a través del consentimiento del interesado. Te informo que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de OVH Hispano S.L.U. (ver su política), proveedor aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en oscar@kicaweb.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en la política de privacidad.