¿Cómo es el chaqué perfecto del novio?

chaque perfecto novio

Si vas a casarte próximamente quizá hayas llegado hasta aquí buscando ideas o consejos para lucir el mejor atuendo posible. Una de las opciones es la del chaqué, un traje reservado para bodas de día que está formado por chaqueta, camisa, chaleco y pantalón. Hoy vamos a ver cómo podrás lucir el chaqué ideal en el día de tu boda.

  1. La chaqueta o levita del chaqué es parecida a una americana normal pero solo tiene un botón. Lleva solapas clásicas y es algo más larga; en la parte de atrás vemos la característica apertura con la que se crean dos faldones y que hace tan reconocible este tipo de traje. Generalmente es de color negro, aunque puedes atreverte con otros tonos como el gris, por ejemplo. Los tablones de la parte de atrás de la chaqueta tienen que estar montados uno sobre el otro y el largo recomendado irá hasta las corvas de las rodillas. No obstante, si el novio es bajito, habrá que subir un poco esta medida para que le estilice.
  2. El chaleco puede ser recto o cruzado, con tres o más botones. La alternativa clásica consiste en llevarlo del mismo color que la chaqueta, aunque puedes innovar incluyendo algo de contraste con otra tonalidad. Eso sí, el protocolo dicta que si el resto del chaqué es gris el chaleco ha de ser también gris.
  3. El pantalón suele ser de color gris, con una o dos pinzas y rayas verticales. El tejido más empleado es el cheviot, aunque en verano puedes llevar otros más fresquitos como lana fría, por ejemplo. La raya debe quedar bien marcada y el bajo tiene que estar bien cogido, sin que quede demasiado corto ni excesivamente largo, y sin vuelta. El chaqué no admite llevar cinturón, pero sí tirantes, por lo que es importante que no se te caiga y quede bien colocado en la cintura.
  4. La camisa del chaqué deberá ser blanca (aunque la verdad es que se admiten otros colores y de hecho cada vez se ven más concesiones a esto), con puño doble para colocar los gemelos y cuello italiano, para que al poner la corbata se sujete bien y tenga espacio suficiente para hacer el nudo.
  5. La corbata es el complemento con el que podrás tomarte más licencias, ya que podrás utilizar algún color o estampado que aporte algo de alegría al atuendo, ya de por sí oscuro. El nudo más habitual es el Windsor, aunque hay otras opciones. Las corbatas estrechas no quedan bien con el chaqué.
  6. Los zapatos serán el toque final a un atuendo elegante. Tienen que ser negros y con cordones, tipo Oxford, por ejemplo, ya que estamos ante un look más bien sobrio y clásico en el que no caben los troquelados o los mocasines. Recuerda que es importante elegir el mejor calzado para el día de tu boda.
  7. Si eres el invitado a la boda, debes enterarte de si alguien llevará chaqué, al menos el contrayente… Si nadie lo luce vas a quedar un poco raro acudiendo al enlace con este tipo de atuendo, incluso te pueden confundir con el novio. Así que ante la duda, como invitado, mejor lleva un traje normal.
  8. Si el novio va a llevar chaqué es habitual que, por protocolo, también lo luzca el padrino de la boda.
  9. Además del chaqué clásico que es el que hemos ido viendo paso a paso en este post, existe el chaqué inglés, que está pensado para un novio más joven y quizá no tan alto, puesto que la levita no es tan larga. La chaqueta y el pantalón, en este caso, son del mismo color.
Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Facilitar la organización de la boda

Aunque sabemos que la parte “dura” de la organización la manejamos nosotras...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *