El protocolo en el traje del novio: errores y aciertos

Traje de Adán Novios

Vamos a ver algunos aspectos relacionados con el protocolo en el traje del novio, de forma rápida y esquemática para que los tengáis claros a un golpe de vista. Lo digo, es lo que dicta el protocolo, pero como siempre os digo se puede cumplir o no, o en la medida que se quiera…

Aciertos

  • Chaqué: negro o gris oscuro. Ideal para bodas formales de día. Si es de noche el protocolo estricto dice que hay que llevar frac.
  • Camisa: blanca con puño doble y cuello un poco almidonado. Normalmente lisa, sin encajes ni bordados.
  • Chaleco: el más utilizado es el recto del mismo color del chaqué. Puede ser cruzado, también, y de algún color más llamativo. En invierno de tejidos como lanilla y en verano de piqué u otomán.
  • Pantalón: según el chaqué, negro o gris con rayas verticales.
  • Calcetines: de hilo de Escocia o de seda. NUNCA blancos.
  • Zapatos: charol negro con cordones.
  • Corbata: lisa o con pequeños dibujos, colores discretos.
  • Cinturón: liso con hebilla simple.

Errores

  • A veces lo vemos, pero el esmoquin está sólo indicado para fiesta y el protocolo lo descarta para ceremonias. Fatal si se lleva, además, con pajarita blanca.
  • Los trajes diplomáticos tampoco se pueden llevar a una boda. Son para reuniones de negocios, no para una fiesta.
  • Calcetines blancos total y absolutamente prohibidos. En bodas y en la vida en general 😉

Como veis, el protocolo exige el cumplimiento de unas normas que podemos seguir o no en función del estilo que queramos dar a nuestra boda y de nuestra personalidad. Esto sería lo políticamente correcto pero siempre hay maneras de innovar, con la corbata, con el prendido de la solapa, llevando unos divertidos calcetines a rayas… Vuestro carácter manda y será el que decida cómo vais a ir vestidos.

Si te ha resultado interesante... ¿nos compartes? :) 0
Marta
Escrito por
Marta
Más artículos de Marta

Ahorrar en la boda es posible: tips para gastar menos

Casarse supone un desembolso de dinero, tanto como queramos gastarnos, pero es...
Leer más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *